El Gobierno de Pedro Sánchez y el “Efecto Animadoras”


El machista, egocéntrico y, a pesar de todo, irresistible Barney Stinson hablaba a sus compañeros en un episodio de How met your mother sobre lo que denominaba “el efecto animadoras”. En palabras del propio personaje “El efecto animadoras se produce cuando un grupo de chicas parecen estar buenas pero sólo en grupo. Igual que las animadoras parecen que están buenas pero si las coges individualmente son horrendas”. Es decir, eliminando la mirada machista de Barney, se trataría de un efecto que se produce cuando los sujetos (hombres o mujeres) son más atractivos cuando se observan colectivamente que si se hace de manera individual.

Algo así ocurre cuando uno analiza el Gobierno nombrado por Pedro Sánchez. Se trata de un Gobierno que si se mira de manera global se obtiene una apreciación distinta de que si se hace observando a sus componentes uno a uno. Seguir leyendo “El Gobierno de Pedro Sánchez y el “Efecto Animadoras””

Anuncios

La que se avecina


Es usted quien se ha propuesto cambiar de dirección, traicionar a los muertos y permitir que ETA recupere las posiciones que ocupaba antes de su arrinconamiento” (Mariano Rajoy, Presidente PP, 2005); “Pavía entró a caballo en el Congreso, Tejero con una pistola y el señor Zapatero con un tren de cercanías” (Carlos Beñet Cañete, Senador PP; 2006); “España es a partir de ahora una colonia de los nacionalistas catalanes” (Cesar Vidal, EsRadio; 2010); “Ya he explicado mucha veces que la ETA y el PSOE coinciden en un 90% de su ideología” (Pío Moa, Blog Libertad Digital; 2010. Estas fueron algunas de las miles de sutiles frases que el Partido Popular, y su infantería mediática, utilizaron durante el Gobierno de Zapatero y que muestra de cómo se las gasta cuando está en la oposición. Y ahora, tras perder el Gobierno con la moción de censura, parece que no va a ser muy distinto. Seguir leyendo “La que se avecina”

Dimite Cristina Cifuentes


Madrileños, Cristina Cifuentes ha dimitido. La publicación del vídeo del presunto hurto de 2 tarros de crema OLAY en un Eroski ha sido la puntilla para una Cifuentes acorralada por su mastergate. No le quedaba otra opción. No obstante, resulta curisoso que esta noticia de 2011, y que según parece era conocida por los medios, aparezca, precisamente, en estos momentos. No se entiende como, conociéndose este hecho, unos meses más tarde Rajoy la nombrara Delegada del Gobierno en Madrid (o sí). Llama la atención, además, que haya sido un medio amigo del PP el que publicara la noticia y que se produzca una semana después de que la propia Cifuentes llevara ante la fiscalía el Campus de la Justicia de Aguirre. Ya se sabe aquello de “¡Cuerpo a tierra que vienen los nuestros!“. Seguir leyendo “Dimite Cristina Cifuentes”

Tyrion Lannister, un oxímoron político en Juego de Tronos


La presentación de un mundo decadente y siniestro, en constante transición, que busca encontrar un nuevo equilibrio ante enormes peligros acuciantes y luchas eternas por el poder político, aderezado de guerra de espadas, armaduras, ambiciones personales, magia, religión, brutalidad, crueldad, muerte, sexo…y dragones, son el atractivo contexto imaginario que atrapa a los espectadores de Game of Thrones[1] (en adelante GOT). Hilos argumentales fantásticos con giros inesperados y personajes perfectamente (in)definidos y polidimensionales, con una clara actitud ante el poder y su ejercicio en este mundo, completan un cóctel que seduce a un público que cae irremisiblemente ante lo que ofrece GOT, haciendo de la serie un éxito y fenómeno sin precedentes. Si a eso le añadimos las referencias constantes al pensamiento y a la acción política, su ética, y a teorizaciones sobre el poder, o las diferentes estrategias para obtenerlo y conservarlo, se trata de un material demasiado suculento como para que cualquier politólogo, aunque sea con un nivel principiante de freakismo, no caiga sucumbido a los pies de esta magnífica serie. Seguir leyendo “Tyrion Lannister, un oxímoron político en Juego de Tronos”

La nada interminable del PP gaditano


Ésta era la placa que contenía el nombre de la avenida de la discordia que se ha cambiado, pero naturalmente sólo se veía así cuando se miraba a través del odio y la desmemoria del interior del fascismo en penumbra.

El ayuntamiento de Cádiz aprobó cambiar el nombre de la avenida Ramón de Carranza por “4 de diciembre de 1977 (fecha histórica de movilización del andalucismo frente a un régimen franquista terminal y que desembocó en el referéndum del 28F de 1980 y posterior autonomía andaluza) con el voto a favor de Ganar Cádiz en Común, Por Cádiz Sí se Puede y el PSOE, lo que ha producido un artificioso revuelo en los medios locales y la derecha más recalcitrante que ocupa los asientos del PP en el pleno municipal. Seguir leyendo “La nada interminable del PP gaditano”