La denostada cultura popular


Recuerdo aquellos nadie de Galeano “Que no practican cultura, sino folclore” cuando pienso en la consideración general que muchas personas tienen del Carnaval. Visto como algo menor, del populacho que se divierte disfrazado y cantando coplillas de burdas letras y chistes zafios. Muchos piensan así, lo ven con la despectiva distancia que separa su status elitista y su exquisitez superflua de la supuesta ordinariez y vulgaridad del pueblo, allá ellos.

No hay nada peor que no poder disfrutar de algo tan maravilloso como la máxima expresión de la cultural popular, el Carnaval. Una fiesta maravillosa, divertida, hermosa y no falta de crítica social y política, que hace comprensible para todos las cosas más complejas y las cuenta mezclando la complicada sencillez de la gente llana con la sutileza de la literatura más preciosista.

Viendo lo que está ocurriendo en la #primaveravalenciana he recordado un pasodoble de preliminares de “Los puretas del caribe” (la chirigota del Lobe) que dedicaba al movimiento 15M en Cádiz. En la segunda parte, cuando deja lo concreto y local para llegar a lo general, comenta como se sienten los ciudadanos y cuales son sus sensaciones sobre el sistema en el que vivimos, siendo perfectamente extrapolable a los sentimientos que han despertado las imágenes que hemos visto estos días por televisión de lo ocurrido en las calles de Valencia.

Aquí les dejo el video. Para aquellos que les cueste entenderlo, por el acento, les dejo la letra para que puedan seguir el pasodoble que, como dije, en su segunda parte está de rabiosa actualidad. A disfrutar!

Aunque ya tengo más años

Que un disco de Nino Bravo

Yo estuve en el Palillero

Y me hice un indignado.

Mi parienta me compró

Una tienda en Decatlon,

¡Una tienda en Decatlon!

Sí joé como la Nuria Bermúdez,

De esas que se abren del tirón.

Y en ella estuve durmiendo,

La tienda era quechúa

Porque no veas lo que chúa

Cuando le pega el Lorenzo.

Estuvimos más de un mes

Demostrando la constancia

Pero tengo que decir

Que la única ganancia

Fue que el Lobe no llegaba

Nunca tarde a la farmacia.

Pero callaron las voces

Aunque muchos no lo dicen,

Con la forma y las maneras

De cuando estaban los grises,

Con la fusta y a caballo

Con la fuerza y sin palabras

Cuando el pueblo se rebela

Son las porras las que hablan.

Y otra vez vuelta al sendero

Sin salirse del rebaño

Pá que no tiemblen las cosas

Y no tiemblen los escaños.

Dónde están mis libertades

Sin bozales ni ataduras,

No me vendáis democracia,

No me vendáis democracia

Porque esto es dictadura,

Porque esto es dictadura.

El peligro de la indiferencia


Hace aproximadamente un par de años que España está oficialmente en crisis. Desde entonces se han intentado poner en marcha diferentes medidas para salir de este periodo de convulsión económica. Curiosamente todas las recetas puestas en marcha tienen un marcado carácter neoliberal, gozan del visto bueno de los llamados mercados, agencias de valoración y resto de entidades y organismos financieros internacionales, siendo anunciadas (y amplificadas por los medios del tea-party periodístico) como la única manera posible de salir de esta situación económica. Se trata de una línea política definida fundamentalmente por la reducción del déficit vía recorte del gasto público. En concreto en nuestro país se han congelado sueldos a trabajadores públicos y pensionistas, otorgado moratorias a prestaciones sociales elementales, promovido recortes de derechos, reformas exprés de la constitución que elevan los dogmas noeliberales a rango de ley, flexibilizado el mercado laboral, elevado la edad de jubilación, subido impuestos a las clases medias …etc. Por otro lado, el del capital, no se han tocado los impuestos que gravan las rentas de capital, ni oír hablar de las SICAV, se ha prestado a la banca europea 1,6 billones entre 2008 y 2010, que luego utilizan para comprar deuda de los Estados a un interés más alto (como ejemplo: los bancos españoles ganaron 9.328 millones en los primeros nueve meses de 2011), ha aumentado la desigualdad social hasta niveles predemocráticos,y los mercados y su infantería, las Agencias de Colocación de Riesgo, siguen sin saciarse aún y piden más reformas. Seguir leyendo “El peligro de la indiferencia”

La encrucijada de la izquierda


POPULISMO: Doctrina política que se presenta como defensora de los intereses y aspiraciones del pueblo para conseguir su favor.

En momentos como los actuales, en la que los Gobiernos de los países están en manos de los mercados y sus mercaderes aparecen peligros que atentan contra los principios propios del sistema democrático. La desafección política que sufren los ciudadanos en estas circunstancias se ve potenciada por una serie de movimientos sociales y partidos políticos que surgen en los márgenes del sistema de partidos, que se presentan como la necesaria regeneración política y proclaman la superación de la dicotomía ideológica izquierda/derecha. Nada más lejos de la realidad. Este discurso de fin de las ideologías no es nuevo y entre otras cosas ha devenido finalmente en una crisis socialdemócrata (que lo admitió) y en otra sistémica que hace más necesaria que nunca la revisión de los postulados ideológicos de la izquierda. Seguir leyendo “La encrucijada de la izquierda”

Neolengua Popular del Diablo (III)


Esto es un no parar…

1. Crecimiento negativo: Consecuencia. Argucia lingüística del Ministro de Economía del Gobierno del PP, Luis de Guindos, que oculta el futuro al que va dirigida inexorablemente la economía española por la vía del recorte de servicios y gastos esenciales para la comunidad: una espiral de recesión neoliberal sin fin.

 2. Justicia: Poder del Estado contrapeso del poder Ejecutivo y Legislativo (Já). Principio y base sobre la que se edifica el Estado de Derecho (Jajá). En la actualidad la encarnación de este poder está compuesto, en su mayoría, por jueces provenientes del tardo franquismo que con sus muy inentendibles y jurídicas sentencias están evidenciado sin tapujos la quiebra del derecho constitucional de la igualdad de todos los españoles ante la ley. Hay personas más iguales que otras y otras más distintas. Seguir leyendo “Neolengua Popular del Diablo (III)”

¿Justicia como dios manda? Garzón sentenciado


Pues se cumplió. Finalmente, Garzón ha sido inhabilitado durante 11 años por las escuchas de la Gürtel. Más allá de los tecnicismos jurídicos sobre la legalidad o ilegalidad de las actuaciones del juez, la sensación general de ciudadanos como yo es que se ha tratado de acabar con la carrera judicial de una persona que incomodaba al poder. No podemos olvidar que lo que aquí se estaba tratando era una trama de corrupción que ponía presuntamente en juicio, como muchos medios han destacado, la legalidad de la financiación del partido en el Gobierno (PP).

Resulta por ello más paradójico aún que mientras hace unas semanas eran exculpados por un jurado popular Camps y Costa en Valencia ahora sea condenado culpable por los Magistrados del Supremo el Juez que instruía el caso. Ya tenemos alguien que está pagando por la trama Gürtel, y no son los acusados, sino el juez. Es difícil no recordar la Escuela del mundo al revés de Galeano cuando decía que “Es la desigualdad ante la ley la que ha hecho y sigue haciendo historia real” y la realidad es que el primer sentenciado por esta trama corrupta ha resultado ser el juez que quería desenmascararla.

En un ejercicio de descaro sin precedentes Esperanza Aguirre ha afirmado tras la sentencia que “Es un día alegre para el Estado de Derecho”. La cara que se le queda al ciudadano ante estos casos es que le están tomando el pelo. Como cuando el rey, en su discurso navideño, habló de la igualdad ante la ley muchos casi nos atragantamos de la risa por el descaro de nuestro Jefe del Estado, máxime cuando según parece no sólo no se va a juzgar a su yerno por todos los delitos que se le imputan, sino que al juez que instruye el caso el CGPJ le ha abierto diligencias por filtraciones del caso a la prensa.

Decía que Garzón ha sido víctima del poder. Es una persona que ha incomodado a ese poder y éste no concede errores. Porque poder no es otra cosa que IMPUNIDAD, discrecionalidad, libertad de acción sin atenerse a los márgenes legales, la certeza de que hagas lo que hagas nunca vas a pagar las consecuencias de las acciones realizadas y siempre saldrás indemne de cualquier situación. Recodando nuevamente a Galeano “la impunidad que premia el delito, induce a su repetición y le hace propaganda: estimula al delincuente y contagia su ejemplo.” A lo que añado: e indigna a los ciudadanos que ven dos varas de medir perfectamente diferenciadas, en la que una élite política, social y económica tiene derecho de pernada y un habeas corpus que los protege de su actuación.

Una justicia desigual, caracterizada por su arbitrariedad, sinrazón e inmoralidad social, en la que la pertenencia a un grupo social determina el signo de un veredicto, en la que la sociedad, con los ejemplos expuestos, deja de creer porque la ve lejana, viciada y corrupta. Una justicia y poder judicial que, lejos de la idea de elemento de control y contrapeso del ejecutivo y legislativo con la que fue concebida, se ha convertido en un brazo armado de la política y los partidos. De una facción ideológica concreta me atrevería a decir.

Firma contra la Impunidad

Y este es uno sólo de los juicios pendientes de Garzón. Le espera aún el juicio por investigar los crímenes del franquismo. Caso en el que, en el colmo del cinismo, una asociación de carácter fascista ha sentado en el banquillo de los acusados al único juez en España capaz de recoger el sentimiento de miles de personas que en este país sufrieron en sus vidas y en las de sus familiares el horror del franquismo.

Esto ya era demasiado y no se podía permitir. En este país se puede hablar de todo menos de los horrores y crímenes cometidos por Franco. La Transición en nuestro país fue realizada en gran parte por la élite política, económica y religiosa franquista que se mantuvo en los puestos de poder y de esos polvos viene estos lodos. Cualquiera que afirme algo en contra del “tan querido” dictador fascista es insultado por una masa ingente de personas que se siente ofendidas en lo más profundo de su ser. Cosas de España y de ese franquismo no superado que invade todos los ámbitos sociales y, fundamentalmente, los principales sectores del poder ¿Alguien se imagina en Alemania que el lugar donde yaciera Hitler fuera un monumento nacional? ¿Se imaginan estatuas del füther inundando calles y plazas en Alemania?

Montesquieu y su división de poderes se revuelven en su tumba tras la sentencia de Garzón. La justicia no es ciega tiene ojos y sabe muy bien donde mirar, a la derecha.

País de pandereta.

Photo credit “Firma contra la impunidad”: Mentat Kibernes Publicada en FLICKR Bajo licencia creativecommons cc