Jornada de reflexión


Comienza la jornada de reflexión en el proceso electoral de la Comunidad Autónoma Andaluza que culmina mañana domingo. Y vaya que si hay que reflexionar. Según aparece en todas las encuestas recogidas en los medios el próximo domingo el PP ganará las elecciones andaluzas. Desde el respeto a las ideas y a la alternancia en democracia, me parece increíble que esto suceda.

Decía María Antonia Iglesias hace unas semanas en una charla en la UCA que no comprendía como los andaluces íbamos a permitir esa situación. Y lo comparto. Viendo lo que está pasando todos los días en Castilla La Mancha o Madrid, los casos de Valencia, Mallorca, la abstención del copago en Cataluña o las medidas de la Reforma Laboral, como ejemplo y por no extenderme, del Gobierno de Rajoy no lo comprendo.

Andalucía, mi tierra, se ha fraguado su historia en la lucha por superar las desigualdades sociales más grandes de todo el Estado. Posiblemente no existe otro lugar en España donde las diferencias de clase hayan estado tan presentes en la vida social de un territorio. Si hay un pueblo que ha sufrido a la derecha más retrograda y reaccionaria en este país ese es el andaluz. Siempre se me viene a la mente la imagen de los santos inocentes. Esa novela está situada en Extremadura pero es perfectamente extrapolable a cualquier cortijo de la Andalucía de ese momento. Sí ya sé. Para aquellas personas que no tengan relación alguna o desconozcan la vida en el ámbito rural les puede sonar demagógico, pero no es así. Hablar de señoritos y latifundios puede parecer anacrónico, pero es relativamente reciente, mucho más de lo que pudiera parecer. Las andanzas de Paco y su hermano, “Milana Bonita”, Azarías no son precisamente ficticias, y un pueblo debe de conservar, frente a la historia, la memoria. De hecho esta diferencia social está muy presente hoy día aún en los pueblos y pequeñas ciudades, lo que explicaría por qué el PP no tiene un tejido político fuerte en estos ámbitos.

No obstante, ahora todo eso ha cambiado. Dice M. Pérez Yruela que “El cambio y la modernización social y económica de Andalucía es un hecho que salta a la vista con sólo mirar alrededor. Ha sido un cambio acelerado, ocurrido en un período relativamente breve, concentrado en las dos últimas décadas, que ha afectado a casi todos los aspectos”. Y es verdad. Los años de democracia han sido el periodo de mayor desarrollo económico, social y cultural de la historia de Andalucía. Mientras en otros lugares los últimos años se han caracterizado por un retroceso palpable en derechos sociales, Andalucía ha avanzado, gracias al trabajo y esfuerzo de todos los andaluces, hasta unas cuotas de bienestar realmente importantes. Uno se da cuenta de ello cuando viaja a otros lugares de España. Salir de Andalucía y ver como le cambia la cara a la gente cuando se habla del servicio andaluz de salud, su política educativa, el respaldo público a las personas dependientes o la integración de las personas con discapacidad es un hecho que cada vez me sorprende menos. Piensan que les hablo de política ficción, pero no es así, y les animo a vengan y lo comprueben.

Esperanza

Por otro lado, creo que muchos de estos derechos y ámbitos de protección están en peligro este domingo. Los andaluces nos jugamos mucho. Sí, es verdad, me criticaran, ¿por qué el PP va a desmantelar toda esa gama de protección social y de bienestar que lo andaluces hemos construido en los últimos 30 años? Que sí eso del miedo a la derecha y todo eso no se lo cree nadie, cierto. Pero es lo que siento, porque simplemente no me los creo. Porque no están haciendo nada de lo que dijeron. O mejor, están haciendo todo lo que no dijeron. Porque veo lo que están haciendo en Castilla La Mancha con las ayudas a la dependencia y los centros de la mujer. Porque hablaban de bajar los impuestos y lo que han hecho es justo lo contrario. Porque el autodenominado partido de los trabajadores ha sacado adelante una Reforma Laboral que pisotea absolutamente los derechos laborales hasta aproximarlos en el tiempo al SXIX. Porque niegan el copago y cuando pueden pararlo no lo hacen en Cataluña (Y cualquiera que tenga relación con un enfermo o enfermedad crónica sabe de la importancia de este hecho). Porque dan lecciones de honestidad en Andalucía (en referencia a los EREs) mientras la corrupción se escapa por las grietas del Gobierno valenciano y mallorquín. Porque hablan de austeridad los que, producto de su gestión, gobiernan las administraciones más endeudadas del país. Porque nos venden un cambio como progreso y es un retroceso social. Porque se escudan en el mantra del déficit para llevar adelante un programa ideológico de reformas que no tienen nada que ver con lo económico (Aborto, educación para la ciudadanía, matrimonio igualitario, supresión de oficina de víctimas del franquismo…). Porque como decía María Antonia Iglesias, si se tuviera que asumir la existencia de recortes, puestos a recortar que recorten los que tendrán más sensibilidad con los problemas de la gente. Porque a pesar de las encuestas no pierdo la esperanza de una reacción de coraje político y memoria histórica del pueblo andaluz. Porque no me puedo quitar de la cabeza la foto, que posiblemente sea la imagen que mejor lo define, de Arenas y el limpiabotas en la portada de ABC.

Y, porque si Azarías viviera en la Andalucía actual no estaría en la casucha de un cortijo escondido, ni sería hazmerreir de nadie. Al contrario, tendría todo un sistema de protección e integración social que podría peligrar desde el domingo. Además, estoy seguro que no los votaría.

Por todo ello, debemos reflexionar. Hoy es el día. El lunes ya será tarde.

photo credit: Esperanza por El Tipo Gráfico cc

Anuncios

10 Razones (de las miles existentes) para oponerse al Copago Sanitario


La noticia de que ayerEl Parlament da luz verde al euro por receta y a la tasa turística” ha bombardeado todos los informativos, redes sociales y medios de comunicación. Resulta curioso como el Partido en el Gobierno (PP), que por activa y pasiva ha negado la adopción de este tipo de medidas, ha resultado fundamental con su abstención para que pudiera aprobarse el copago en Cataluña. Esta cantinela es algo que me suena, sólo basta recordar su negativa a subir los impuestos antes de las elecciones y los hechos posteriores. ¿Pasará lo mismo tras las elecciones andaluzas? ¿qué sorpresas y subidas de impuestos (IVA) nos esperan a partir del 26 de marzo?¿se generalizará el “ticket moderador” al resto del Estado ahora que ha pasado el periodo electoral y que el PP tiene el Poder de la mayoría de las Administraciones del país?…demasiadas preguntas.

Seguir leyendo “10 Razones (de las miles existentes) para oponerse al Copago Sanitario”

Lo “#paradógico” del asunto


Utilizando la expresión acuñada por la Ministra de Empleo Fátima Bañez (o su community manager) resulta #paradógico la postura que el Partido Popular está tomando ante las respuesta de los ciudadanos a sus medidas políticas, llamémosles recortes. España no está para huelgas generales, dice la Ministra Bañez. Me parece de un cinismo sin precedentes que ellos, precisamente ellos, vengan ahora a decir a la ciudadanía que no salga a la calle en defensa de sus derechos. Porque si por algo se caracterizó la oposición del PP a Rodríguez Zapatero fue por las diferentes manifestaciones que realizaron a lo largo de su mandato. La calle es nuestra, decían.

Seguir leyendo “Lo “#paradógico” del asunto”

Ya están aquí…


“La varita mágica de Rajoy está más chamuscada que la de Ron Weasley, amigo de Harry Potter. 112.000 mil parados más en febrero.”

Así es, han pasado ya 3 meses desde que Mariano Rajoy ganó las elecciones generales y, según parece, las cosas no sólo no han mejorado sino que, a mi parecer, han empeorado bastante. Efectivamente, los 3 millones de empleos que iba a crear el PP según Gonzalez Pons, el desterrado, no aparecen por ningún lado y nadie en Génova se acuerda de aquello. Al contrario, los niveles desempleo no paran de subir. Tengo conocidos desempleados que votaron al PP y todavía siguen pegados al teléfono esperando que les llamen con un trabajo que parecía inminente a la toma del poder del PP. Es más, los que lo tienen están más que asustados por la posibilidad real de perderlo, dada las facilidades que ofrece para el despido la nueva Reforma Laboral. Un texto legislativo que atenta desmesuradamente contra los derechos de los trabajadores y se posiciona favor de los empresarios, que se basa en facilitar el despido en vez de fomentar el empleo, y que además, como ya se ha encargado de decir algún ministro, no crea empleo por sí misma. Teniendo en cuenta que existen en España 1 millón 200 mil familias en la no hay un solo ingreso, quizás no parezca lo más adecuado.

Y es que ese primer objetivo de creación de empleo, sobre el que giraría la acción de gobierno que anunció Rajoy en su investidura, se ha visto superado por un fin superior: el recorte del déficit. En pos de tan alabada finalidad se ha producido el mayor recorte social de la historia de la democracia española, perdón hablando estrictamente se trata de no disponibilidad presupuestaria, de 8900 millones de euros. Se ha subido el IRPF, congelado los salarios de los empleados públicos, establecido una moratoria en la aplicación de la ley dependencia para nuevos benefactores en la categoría grado moderado, no se ha renovado la ayuda de 210 euros de la Renta Básica de Emancipación y por primera vez se ha congelado el salario mínimo interprofesional. Todo ello para ganar una supuesta confianza de los llamados mercados que no acaba de llegar. Para tres meses no está nada mal, el partido de los trabajadores, que decía Cospedal, se esfuerza en aparentar lo contrario.

Ya están aquí !!!

Seguir leyendo “Ya están aquí…”