Las contradicciones de Mariano: ¿hay que ajustarse el cinturón?


El Partido Popular, y por ende el Gobierno de Mariano Rajoy, es un maestro en la utilización del lenguaje. En este mismo Blog podréis encontrar algunos post sobre Neolengua Popular y cómo utilizan una terminología determinada para expresar mensajes ocultos. No obstante, esos mensajes quedan al descubierto cuando se materializan en hechos, si bien en muchas ocasiones ya han calado y se da el supuesto por válido previo a la contrastación. En este sentido es habitual escuchar en conversaciones frases como “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades” o justificar los “ajustes y reformas” (recortes) porque “son necesarios”. Dando por válido esta afirmación “los ajustes y reformas son necesarios” (algo más que cuestionable) la realización de los mismos dejan entrever cuando menos alguna contradicción a la hora de aplicarlos:

1. Incentivar la contratación fomentando el despido. La reforma laboral planteada está realizada a priori para paliar el desempleo, entonces por qué incentiva el despido y no la contratación? Se trata de una reforma laboral realizada supuestamente para reactivar el empleo cuando, al mismo tiempo, el Gobierno reconoce que sólo este año provocará 630.000 parados más. Entonces, ¿es necesaria? ¿para favorecer a quién?

2. Recortar gasto público y bonificar el Impuesto patrimonio. ¿Cómo el PP puede justificar, bajo la falta de ingresos, el recorte social más importante de la historia de nuestra democracia (y me atrevería a decir que más aún) y dejar de ingresar dinero por el impuesto de patrimonio en comunidades autónomas gobernadas por ellos? ¿ a quién beneficia esto? O mejor, ¿a quien perjudica? http://www.cincodias.com/articulo/economia/madrid-aplicara-impuesto-patrimonio/20111118cdscdieco_1/

3. Imponer copago y recurrir al TC medidas de ahorro en medicamentos. Así es. Al mismo tiempo que se producen recortes sanitarios y se imponen tasas de repago sanitario, no es sólo farmacéutico como puede verse en el BOE, el Gobierno recurre ante el TC una subasta de medicamentos en Andalucía que supondría un ahorro de 1500 millones de euros. ¿por qué? ¿a quién o qué intereses defiende el Gobierno? A los ciudadanos desde luego no, que son los que sufren los repagos y recortes sanitarios .

http://www.cadenaser.com/cultura/articulo/maria-jesus-montero-guindos-miente-desleal-andalucia-modelo-copago/csrcsrpor/20120409csrcsrcul_3/Tes

Se ha cambiado el sistema sanitario tal y como estaba concebido pero ¿era necesario? Si puede prescindir de un ahorro de 1500 millones no tendrían justificación los recortes que, como dijo la ministra, son con carácter disuasorio. Como siempre la culpa de los ciudadanos. Es más, tras el repago, ¿cuánto tardará el PP en proponer desgravaciones fiscales a la contratación de seguros médicos privados? Ya hay quien lo pide… http://www.desgravacionfiscalsanitaria.org/

4. Aministía fiscal y plan de lucha contra el fraude en la Seguridad Social. En la misma semana, y sin anestesia, nuestra Ministra preferida, Fátima Báñez “la de la vida laboral de los 1000 trabajos”, es capaz de anunciar un plan contra el fraude de la Seguridad Social cuando acaban de poner en marcha una amnistía fiscal. Bien, una vez más se perseguirá a aquel ciudadano que cobre un subsidio de desempleo (pongamos 600 euros de media) y que realiza alguna “chapuza” para llegar a unos ingresos mínimos de subsistencia familiar mientras aquellas personas que hayan defraudado “a lo grande” podrán limpiar su dinero al módico precio del 10%. Puede el Estado permitirse perder todo ese dinero de economía sumergida de “grande defraudadores” al tiempo que culpabiliza al “pequeño defraudador” desempleado y lo persigue ¿a quién benefician y perjudican tales medidas?

5. Recortar en educación pública y aplicar una desgravación fiscal para colegios privados. Al tiempo que se sube el número de alumnos por aula, las horas de trabajo a profesores, recortan las becas y se impone un tasazo universitario como “medidas de ahorro” en educación, los padres que tengan hijos en colegios privados podrán desgravarse para las declaraciones del IRPF 2011 (a presentar en junio de 2012) hasta 900 € un matrimonio con un hijo cuya base imponible no exceda de 90.000 €, lo que gana cualquier mileurista como todo el mundo sabe ¿qué quiere decir esto? Pues que para la educación pública no hay dinero y se justifican recortes pero para la privada existen bonificaciones en el IRPF. Si tan mal estamos ¿podemos permitirnos el lujo de estas medidas que afectan a los colegios privados en perjuicio de los públicos? ¿Quiénes van, con carácter general, a colegios privados? Ahhh…. Ya caigo. Puede consultarse en: http://www.casvi.es/userfiles/files/INFORME%20DESGRAVACION%20FISCAL%20COMUNIDAD%20DE%20MADRID.pdf

6. Recortes si pero no para todos: con la Iglesia hemos topado. La práctica totalidad de las partidas de gasto del Estado han sufrido recortes salvo, milagro, la de la Iglesia Católica. Más allá de que una institución religiosa reciba dinero público en un Estado Aconfesional, si asumimos como válido que todos nos debemos apretar el cinturón ¿por qué no se aprietan las sotanas? Es más, estableciendo un paralelismo con lo pasado con YPF, la Presidenta de Argentina, Cristina Kirchner, expropia una EMPRESA PRIVADA y aquí se lía la de dios, pero la Iglesia se apropia de BIENES PÚBLICOS a mansalva y nadie dice nada al respecto ¿pueden prescindir las arcas públicas del valor de esos inmuebles? http://www.publico.es/espana/430543/salvados-destapa-los-negocios-inmobiliarios-de-la-iglesia-en-navarra

7. Consejos doy pero para mí no tengo. El Gobierno aplica austeridad a sus ciudadanos pero ¿hace lo mismo respecto a sus miembros y nombramientos de altos cargos?. Pues parece que no porque esa austeridad prometida por Rajoy se traduce en un 46,43% más de asesores y un 27,6% más de cargos nombrados ‘a dedo’ que en la etapa de Zapatero. ¿Tiene legitimidad el Gobierno de exigir ajustes cuando el mismo no los aplica? http://www.elplural.com/2012/04/16/la-austeridad-prometida-por-rajoy-un-4643-mas-de-asesores-y-un-276-mas-de-cargos-nombrados-a-dedo/

Para realizar todos estos recortes este Gobierno confunde valor con precio. El precio es la cuantificación del gasto, el valor es lo que legitima el sistema. El problema de todo esto es que se pretenden hacer ajustes económicos de algo que supera el concepto meramente economicista del gasto. Así, cae en contradicciones en la aplicación de ajustes, reformas y recortes, porque confunden, premeditadamente, precio y valor. Aumentan el precio y disminuyen el valor de los servicios y derechos recortados, haciendo que la ciudadanía los acepte como algo de elevado coste pero poco valor y , por tanto, prescindible. Los recortes tienen un valor que trasciende a lo económico y supone un punto de inflexión en nuestra historia. Es el inicio de una nueva época caracterizada por una ideología que comercializa con los derechos esenciales de los ciudadanos, que negocia con ellos, que no quiere ciudadanos sino súbditos sumisos. Hay aspectos de la vida en sociedad que no tienen precio y el Gobierno debería saberlo, ¿o lo sabe? Así que visto lo visto, ¿se pueden hacer esas “necesarias” reformas de otra manera y que el gran peso de los mismos no caiga en “los de siempre”? Yo creo que sí, ¿y Ud?

Anuncios

5 comentarios en “Las contradicciones de Mariano: ¿hay que ajustarse el cinturón?

Escribe aqui

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s