Turismo de Selección de Personal


El barrio Rojo de Ámsterdam es un lugar conocido mundialmente por su ambiente cultural y liberal. En un país donde la prostitución está completamente regulada, los escaparates donde se exhiben las prostitutas son observados por miles de curiosos y turistas que pasean por sus calles.

Este lugar, como algunos otros de Europa, era uno de los sitios favoritos que visitaban muchos de nuestros jóvenes cuando salían de España. Se trataban de viajes de placer, culturales, iniciáticos o de estudios, muy diferentes de las motivaciones actuales por los que los jóvenes salen en la actualidad de nuestro país.

Tratándose de la generación mejor formada de la historia, si se quedan aquí se enfrentan un futuro sin posibilidades de desarrollo profesional y personal. Con una tasa de desempleo juvenil superior al 56% permanecer en España supone enfrentarse al desempleo y/o a un mercado laboral precario y absolutamente abusivo.

Tras una reforma laboral que aproxima las condiciones de trabajo a la semiesclavitud y otorga el poder absoluto a una clase empresarial que ve al trabajador como el enemigo, como un coste para sus beneficios, se observan abusos que rayan lo insultante. Como ejemplo puede valer una oferta de empleo publicada en Infojobs para repartir bollería en Murcia. La empresa estimaba que para repartir bollycaos y palmeras de chocolate se necesitaba como requisito ser licenciado en administración y dirección de empresas. Ante este tipo de abusos y degradaciones, muchos jóvenes optan por salir a Europa y emigrar en busca de un futuro mejor. Se sienten humillados, desamparados y rechazados por un país que no les ofrece soluciones, que no apuesta por ellos. Se ven obligados a emigrar y no por el impulso aventurero de la juventud, como dicen en el Ministerio de Empleo.

Aunque no todos se van, muchos insisten y se quedan. Comienza entonces una carrera (otra más) por la búsqueda de un empleo. Para ello utilizan todos los medios que tienen a su alcance y, sobre todo, la imaginación. Es el caso de un chico parado de Zaragoza que se expone en un escaparate para encontrar trabajo. Licenciado en Economía y con experiencia en hostelería y asesoría de empresas, además de formación en inglés e italiano pensó que esa era una buena campaña marketiniana para obtener un trabajo.

Quién sabe. Quizás sea eso lo que espera a esta España de mierda, de crisis y de recortes sociales que deja escapar su principal fuente de riqueza y posibilidades de futuro, la gente joven. Crear, como en Ásterdam, un barrio Rojo lleno de escaparates con jóvenes desempleados dispuestos a prostituirse por un trabajo. Escaparates en los que exhiban sus méritos y capacidades profesionales, y al que acudan a visitar grandes empresas y multinacionales. Todo un reclamo turístico para hombres de negocios desalmados donde exhibir la carne que luego triturarán en trabajos precarios con salarios “altamente competitivos”. Para garantizar esa competitividad, nuestros jóvenes gozarán de menor protección y cobertura legal que las prostitutas holandesas y, eso seguro, menos dignidad. El Turismo de Selección de Personal. Y, por supuesto, los empresarios podrán fumar sus buenos puros en los escaparates. Para garantizarlo, si fuera preciso, se cambiaría la legislación. Todo sea por facilitar un futuro profesional a nuestros jóvenes!

Anuncios

Un comentario en “Turismo de Selección de Personal

Escribe aqui

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s