Primero vinieron a buscar…y sólo encontraron a Rajoy


Es conocido el texto “Primero vinieron…” de Martin Niemöller, atribuido erróneamente a Bertolt Brecht, con el que denunciaba como operaba el nazismo. En muchas ocasiones se ha utilizado como ejemplo de los peligros totalitarios en los regímenes democráticos, sirviendo por tanto como llamada de atención a la ciudadanía ante la imposición de determinadas medidas que atentan contra la esencia de los mismos. En concreto el texto dice:

Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.
Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.
Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.

Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada

La actualidad y universalidad del texto es innegable y es perfectamente exportable a situaciones que puedan vivirse en la actualidad. Así, parece evidente el paralelismo que puede establecerse con la España del PP. Con carácter general, desde su toma de posesión Rajoy ha realizado políticas que han ido afectando a diferentes colectivos, por partes, sin tomar decisiones que afecten directamente a la ciudadanía al completo. Los diferentes colectivos se han ido organizando por su cuenta en asambleas y mareas, con sus reivindicaciones propias, pero sin existir un nexo de unión entre todos ellos. Por lo que, a pesar de las cientos de manifestaciones y movilizaciones, no han conseguido que se haya dado aún la “respuesta total” de la ciudadanía.

La vigencia de las palabras de Niemöller es absoluta y observamos como, mientras no nos toquen de lleno las medidas del Gobierno, en España los ciudadanos miramos para otro lado. Son muchos años de dictadura los que perduran en el inconsciente colectivo y la máxima de no querer problemas sigue entre nosotros.

Y, mientras miramos para otro lado evitando problemas, Rajoy está consiguiendo abolir derechos y libertades esenciales, transformando el Estado actual en un sistema que lo aleja de lo que podríamos entender como democrático. Se está produciendo una transformación total que se está realizando poco a poco, lentamente pero sin pausa, contando con la necesaria connivencia de nuestra pasividad y la procurada desafección ciudadana.

De esta manera, viendo los principales recortes y medidas del Gobierno de Rajoy, podríamos actualizar el texto del que hablamos, añadiendo alguna frase más y manteniendo a comunistas y sindicalistas que son foco de ataque fundamental de los regímenes fascistas de corte corporativo-capitalista, que quedaría de la siguiente manera:

Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.
Luego vinieron por los dependientes y no dije nada porque yo no era dependiente.
Luego vinieron por los desempleados y no dije nada porque yo no era desempleado.
Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.
Luego vinieron por los funcionarios y no dije nada porque yo no era funcionario.
Luego vinieron por los enfermos y no dije nada porque yo no era enfermo.
Luego vinieron por los inmigrantes y no dije nada porque yo no era inmigrante.
Luego vinieron por los estudiantes y no dije nada porque yo no era estudiante.
Luego vinieron por los pensionistas y no dije nada porque yo no era pensionista.
Luego vinieron por los activistas y no dije nada porque yo no era activista.
Luego vinieron por los artistas y no dije nada porque yo no era artista.
Luego vinieron por los ateos y no dije nada porque yo era cristiano.
Luego vinieron por las mujeres y no dije nada porque yo no era mujer.
Luego vinieron por los nacionalistas y no dije nada porque yo no era nacionalista.

Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada.

Hacia eso nos lleva este Gobierno de Rajoy. Y una vez se llegue a la última frase ya se sabe lo que viene después…

Anuncios

8 comentarios en “Primero vinieron a buscar…y sólo encontraron a Rajoy

    1. Estoy de acuerdo salvela, Parece claro que así debe ser, respuesta fuerte y contundente de forma conjunta. ¿Huelga gral indefinida? Pues quizás, porque lo realizado hasta ahora no ha servido de mucho. Un saludo

  1. Lamentablemente tengo poca esperanza en una paralización colectiva más allá de otra huelga general de un día. No sé si será la cobardía, el carácter del español, que aún no ha llegado el hambre, que todavía nos quedan cosas que tememos perder o la falta de referentes en nuestra historia. No se conoce un alzamiento popular en España, sólo alzamientos militares. Si acaso algún episodio local que acabó en sangría. Si a ello añadimos que históricamente somos un país con mil mutaciones y fragmentaciones pero que aún se ampara en la grandeza (territorial) de la época en la que nunca se ponía el sol, habría que asumir que aquello no era la España de hoy, era Alemania con el nombre cambiado. El problema -a mi parecer- es que este es un país sin identidad que no reconoce esto. No hay una causa colectiva que defender más allá de la causa personal, local o nacionalista de cada uno. Si al menos se asumiera que la causa es la necesidad colectiva y no el patriotismo, a lo mejor sí pasaba algo.
    Aquí estamos en los previos al hambre, hay necesidad económica y no necesidad de defender un país, ni falta que hace defender banderas con el estómago vacío.

    1. Lo que comentas es bien cierto. No menos cierto es que si queremos conseguir algo no nos lo van a conceder porque lo pidamos. Desgraciadamente creo que habrá violencia. Cada conquista social arrebatada a los que han tenido el poder, ha sido alcanzada con violencia. Obreros y pensadores muertos acusados injustamente de terroristas, violentos o sencillamente masacrados en cargas policiales o encerrados en edificios e incendiados. No hablo solo de este país, no creo en los países. Los obreros de aquí no vamos a conseguir nada sin los oprimidos de otras geografías.

    2. Así es Jesús, este pueblo de vasallos es lo que tiene, en toda la historia de España sólo ha tenido 5 años de libertad, 1931-36. La única rebelión que se le recuerda fue el 2 de mayo y a favor de un monarca que en ese momento negocia la “venta” de su trono con Napoleón. Decía Kirk Douglas en Senderos de Gloria que el patriotismo era el último refugio de los canallas, y aquí con la bandera por delante se han escondido muchos para cometer las mayores tropelías contra ese “fastuoso pueblo de esplendoroso pasado”

  2. Disculpas xq hace meses que no miro el correo. Muy grato ver lo interesante que sigue, y no es para menos con este Gobierno…Sí, es de Martin. En clase Integración social le comenté algo así a un profesor por una pequeña desavenencia con alguna profesora… Lo has clavao. Si no te importa lo compartiré, con tu permiso

Escribe aqui

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s